En busca del Oro del Cabeçó

El Cabeçó d’Or (Cabezón de Oro), es posiblemente la montaña más conocida para las gentes de l’Alacantí. 

Su imponente forma es visible desde toda la comarca, seña de identidad de la misma, telón de fondo de nuestras playas, como la de San Juan.

Fue mi segunda “grande” de Alicante, después del Maigmó, y la que terminó de despertar en mí el espíritu senderista y el amor incondicional a la montaña.

Ficha técnica de la ruta:
  • Distancia: 11.6 km
  • Altura inicio: 390 m.
  • Altura máxima: 1.209 m.
  • Desnivel de la subida: 819 m.
  • Media de movimiento: 3.8 km/h
  • Tiempo en movimiento: 3 horas
  • Tiempo total: 4 horas
  • Pdf del PR-CV 2
PR-CV2.gif
Sobre la ficha técnica, aclarar que los datos de tiempo son, obviamente, aproximados. Dependerá del ritmo de cada uno, de las prisas, las paradas para hacer fotos (que en mi caso son muchas), etc, etc. Personalmente, me gusta ir a la montaña sin prisas, disfrutando de cada rincón.
Suponía que hoy domingo habría bastante gente, pero me he quedado corto. He coincidido con varios grupos a lo largo de la subida, de la estancia en la cima, y del regreso.
En mi caso, en la ruta que aquí describo, he realizado la subida (y regreso) por la “vía sur”, por llamarla de alguna manera, por motivos de tiempo. Pero os recomiendo que si os acercáis al Cabeçó, hagáis la subida por el “Racó Seva“, que para mi gusto es una de las partes más bonitas de la misma (en realidad el PRV2 es una circular, como veis en el plano). Dicho esto, empezamos con la descripción de la ruta.

Cómo Llegar
Llegamos a Busot desde Mutxamel (Muchamiel). Antes de entrar en el casco urbano propiamente dicho, nos desviamos desde una rotonda, siguiendo la dirección de las “Cuevas del Canelobre” – Jijona (se trata de una variante o circunvalación de relativamente reciente construcción). La carretera nos conduce directamente hacia las famosas Cuevas. Debemos estar atentos al momento en que aparecen carteles indicando las distintas partidas rurales, para seguir el de la Partida Plà Cabeçó, que se desvía a la derecha. Una vez tomado el desvío, subimos por una carreterilla asfaltada entre chalets (que para mi gusto, no deberían haber permitodo construir tan cerca del monte). Yo dejé el coche algo abajo, pero podemos seguir sin miedo hasta el fin de la carretera, donde hay un ensanche con sitio suficiente para aparcar varios coches. Antes de eso, nos encontraremos con un poste de señalización del PRV2, que indica a la izquierda hacia las Cuevas de Canelobre, y hacia arriba, en la dirección que llevamos, hacia el Cabeçó. Empezamos!

Waypoint 1: Partida Plà Cabeçó
Seguimos por la carreterilla asfaltada, que se termina pocos metros más arriba, dando paso a una senda a mano derecha, junto a un maltrecho poste de señalización. Poco después encontramos otra bifurcación, tomando la opción derecha. Cruzamos una rambla, que proviene del barranco situado más arriba. En esta primera parte de la ruta, ganaremos altura zigzagueando entre unos pinos repoblados no hace demasiado. La senda se dirige tímidamente hacia un collado a nuestra derecha, situado entre la Peña El Salmitre y el Cabeçó propiamente dicho.
salmitre.jpg
mirador.jpg
Curva tras curva, vamos ganando altura. Desde aquí se puede ver parte de la Cantera que está destrozando la parte sureste del Salmitre. Me parece una vergüenza que se permitan cosas así. Seguimos subiendo, estamos ya por encima del Salmitre. Sobre nosotros hay un par de rocas muy llamativas, una la Penya del Frare (Peña del Fraile), y la otra, más arriba, la Penya Redona (Peña Redonda), que se distingue fácilmente por su forma.
Cuando estamos bajo la del Frare, tras pasar por un “mirador” natural, el camino cambia: la subida se suaviza, y nos movemos en horizontal hacia el interior de la sierra. Pasamos bajo la Penya Redona, en una zona sin zig-zag, subiendo ligeramente. Antes de llegar al colllado donde se encuentra la Casa del Polset (o Polzet), nos queda un último esfuerzo. Pasamos ya bajo algunos pinos de mayor envergadura, en un tramo bastante frondoso.
Waypoint 2: Casa del Polset
En el amplio collado donde se asientan la Casa del Polset y un antiguo nevero, aprovechamos para comer algo y reponer fuerzas, antes de iniciar la subida final hasta la cima. Estamos a unos 950 metros de altitud. A este rellano llega también la senda que sube zigzagueando desde el Racó Seva. Como decía, imprescindible realizar la subida por esta parte en otra ocasión, pues nos permitirá ver de cerca el “Esquenall del Ase” (algo así como “espinazo del asno”). Se trata de uno de los impresionantes filos de roca que caracterizan el Cabeçó. Además de este, están el Esquenall de la Foradada, sobre las Cuevas de Canelobre, el cual está agujereado, y el Esquenall del Racó Calderó, a cual más impresionante.
foradada.jpg
foradada2.jpg
polset2.jpg
Subiendo desde el Racó Seva también nos aguarda otra sorpresa, junto a una larga pedrera. No diré más, esperando que podáis conocerla en persona algún día…
Waypoint 3: Cima del Cabeçó
Desde el Polset, iniciamos el ascenso hacia la cima. El sendero parte hacia el norte, en la misma dirección que el que baja hacia el Racó Seva, pero ascendiendo. No hay pérdida posible. Esta parte está muy pisada, y hay multitud de pequeñas variantes, aunque al final todas van a parar a Roma. Atrevesamos en un primer momento una zona de pedrera, con empinadas pendientes donde es fácil resbalar. Hay que tratar de buscar las zonas sin piedras sueltas, y huir de las resbaladizas rocas brillantes (a causa del continuo pisar de los excursionistas).
Así llegamos a un tramo en el que caminaremos en la base de una gran cornisa rocosa. Poco después, nos espera un paso donde será necesario dejar los bastones y echar las manos al suelo. Nada complicado. Pasamos junto a una especie de pozo, y un tramo donde nuevamente será necesario usar las manos, justo después del cual estaremos en la cresta de la sierra, con vistas hacia el este. Desde aquí, subiremos por esta parte de la montaña, alejándonos de los cortados de la cara por la que veníamos hasta ahora.
Nos aguardan unas empinadas y resbaladizas rampas hasta la Casa del Compte, excelente mirador de la bahía de Alicante. Desde ahí, unos pocos pasos nos separan de la tan ansiada conquista. Estamos arriba!
La panorámica es impresionante: al sur, la Playa de San Juan, el Cabo de las Huertas, Alicante… Benidorm y la Serra Gelada al fondo, El Puig Campana, la Aitana… La Serra dels Plans, la Penya Migjorn… Dicen que en días claros se pueden ver las montañas de Ibiza desde aquí arriba, yo todavía no he tenido la suerte…
sant_joan.jpg
aitana.jpg
cima.jpg
polset.jpg
Regreso a Plà Cabeçó
En mi caso, como comentaba, regreso por el mismo camino (por falta de tiempo). Si hacéis lo mismo, imprescindible regresar en otra ocasión para conocer la senda por la parte del Racó Seva. Si regresáramos por allí, luego deberíamos ir hasta las Cuevas de Canelobre, y desde allí desdencer por un zigzag nuevamente hasta Plà Cabeçó.
Si es vuestra primera vez, es muy probable que os enganche para siempre. Garantizado.

ALGUNOS ENLACES
ESTE ARTICULO ES SOLO INFORMATIVO Y TIENEN QUE CONSULTARLO Y VERLO EN SU WEB ORIGINAL.
©RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS DEL AUTOR
Share on Google Plus

About Alicante en la Mochila

This is a short description in the author block about the author. You edit it by entering text in the "Biographical Info" field in the user admin panel.