El racó de Sant Bonaventura-Canalons

El racó de Sant Bonaventura-Canalons, en el municipio de Alcoi (Alicante).

Saldremos del Preventorio, pasaremos por la Ermita de San Cristóbal y San Vicente, bordearemos el río Barchell y, finalmente, llegaremos a nuestro destino.

  


El paraje natural de Sant Bonaventura-Canalons, con una superficie de 18,34 hectáreas, se localiza en el término municipal de Alcoi, en la provincia de Alicante. Este laberinto rocoso, y por este motivo escondite, coincide con el tramo alto del río Polop.
De hecho, su estética es el resultado de la acción erosiva del mismo. En el racó (“rincón”) abundan la flora y fauna características de este tipo de ecosistemas. Destaca principalmente por presentar un curso de agua durante todo el año. Se pueden apreciar chopos y sauces; entre los reptiles, destaca la culebra de agua y el galápago europeo, entre los peces, la madrilla.

El racó de Sant Bonaventura-Canalons es uno de los lugares más frecuentados por los vecinos de la zona. Partimos desde el colegio San Vicente de Paúl (siempre en Alcoy), con dirección a la montaña. Dejamos el colegio El Romeral a la izquierda. Tras pasar por la famosa masía de Raduán, atravesamos el paraje de Els Llançols (que también se merecería un post). La siguiente indicación nos lleva a la falda del monte San Cristóbal, el Barranquet de Soler. Estamos a una altitud aproximada de 705 metros.

Subimos por una escalera de piedra, a la derecha, hasta llegar a la carretera del Preventorio. Tras pasar el bar de la zona, vemos cómo se abre el sendero que sube a la ermita de San Cristóbal. Una vez allí arriba, observamos el paisaje. La ermita está situada junto a una cruz de hierro altísima. Estamos a una altitud de 900 metros.
 
Comenzamos el descenso hasta encontrar un cruce de sendas. Dejamos a un lado la desviación al albergue Baradello de Moya. El próximo destino que nos marcamos es la Font dels Patos, y la masía de Barchell. De hecho, subimos al Castell de Barchell. 

Descendemos para pasar el comienzo superior del río Canalons. Subimos a la Font Roja. Seguimos por la senda izquierda que se dirige a la Cueva dels Canalons. Podemos descansar en una especie de resguardo entre las peñas, donde anteriormente había una fuente.

Investigamos el terreno; existen grandes embalses. Examinamos las lomas de las montañas que forman, superponiéndose unas con otras, los canales de rocas o canalons.

  

Llegamos al camino ancho de tierra que baja desde la Font Roja. Divisamos la grata chopada del racó de Sant Bonaventura, bordeando el río; tiene una altitud de 550 metros. con un camino descendente pedregoso de 800 metros. Seguimos por la pista sin llegar a la masía. Es un espectáculo alucinante, según las palabras del propio autor.

Para bajar, pasamos de nuevo por el Salt. Un rincón que nos resulta familiar y que nos recuerda que estamos cerca de casa.

Fuente:  http://canalviajes.com/raco-de-sant-bonaventura-canalons-el-escondite-perfecto-alcoi-alicante/
© RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS DEL AUTOR