Historia del origen de las barricas de vino.

El barril de vino tradicionalmente fue usado para el almacenamiento y transporte de bienes. Ahora su destino está en dar lugar a al guarda de vinos y espirituosos por sus grandes aportes en aroma color y sabor a estos.

Herodoto hablaba ya del transporte de vino armenio a Babilonia en toneles de madera de palmeras. En la Edad de Hierro los Celtas, fundamentalmente, transportaban todo tipo de mercancías en barricas de madera. Los Romanos estaban acostumbrados al uso de ánforas y por ello dejaban constancia con asombro en sus relatos en cuanto conquistaban tierras que empleasen barricas como medio de transporte. Ellos mismos no tardarían en aprender el oficio de la tonelería.

Hasta hace relativamente poco tiempo el transporte y almacenamiento de innumerables productos como la mantequilla, aceitunas, aceite, cerveza, pescados en salazón, harina, pólvora, sal, azúcar... se realizaba en toneles de madera. A partir de los años 60 los barriles de cerveza de madera se reemplazan por metálicos y los depósitos de fermentación de vino se construyen generalmente en cemento, acero inoxidable y otros materiales. Sin embargo los de maderas destinadas a la crianza del vino logran sobrevivir.

Se sabe, según estudios realizados que el tiempo óptimo de aportaciones de la barrica al vino oscila entre los 10 y 12 meses.. A partir del año, la concentración de los compuestos de las barricas no aumenta sino que disminuyen. Como unidad de volumen la barrica más usada es la de tipo bordolesa con una capacidad de 225 lts.

Las dimensiones en capacidad variarán de acuerdo a las exigencias de los clientes. La utilización de roble se da mucho más, en comparación del castaño, olmo o cerezo, por que dicha madera por su estructura es más impermeable y resistente al desarrollo microbiano y que los aromas aportados no se consideren como un defecto en el vino.

Las zonas de mayor extracción del roble corresponden a los países de Francia en las zonas de Allier, Nevers y Limousin y en Estados Unidos en las zonas de Missouri y Kentucky. El roble francés aporta al vino toques elegantes y suaves. El roble americano aporta vinos más duros y agresivos en boca.

Fuente del articulo: http://www.catadelvino.com/blog-cata-vino/cual-fue-el-origen-de-las-barricas-de-vino#.VABgTl-XLZE.hootsuite
ESTE ARTICULO ES SOLO INFORMATIVO Y TIENEN QUE CONSULTARLO Y VERLO EN SU WEB ORIGINAL.
©RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS DEL AUTOR