Historia de Tabarca.

 TABARCA UNA HISTORIA DE PIRATAS

Los restos más antiguos encontrados en Tabarca son del S.III, correspondiendo al final del imperio romano. No son restos de asentamientos, sino de movimiento de gente.
A partir del S.XIV, ya se tienen documentos en los que se empieza a hablar de construir algún sistema defensivo para evitar el asentamiento de piratas berberiscos que la usaban como base para sus ataques a las campos ilicitanos y alicantinos.
En el S.XVII, Felipe III, ya pensó en construir una gran fortificación militar, pero se desechó por su costoso mantenimiento.
Sobre 1770 es cuando realmente comenzó la colonización de la isla, de la mano del primer ministro gobernador de España en la época, el Conde de Aranda. En 1768 Carlos III instado por el fray Juan de la Virgen, consiguió la redención, a cambio de una suma de dinero, de un grupo de sesenta y nueve familias de origen genovés que se habían instalado en la isla de Tabarka frente a las costas de Túnez y que habían sido reducidos a esclavos por las autoridades tunecinas.
La construcción de un fuerte con multitud de tropas precisaba población civil para llevar realizar trabajos auxiliares.
Por eso se les instaló en esta isla dándole el nombre de Nueva Tabarca.
Hasta la fecha era conocida como Isla Plana de San Pedro. Por tanto la idea era construir un fuerte para la defensa de la isla y una ciudad para que pudieran vivir las 296 personas llegadas de la Tabarka tunecina.
La procedencia italiana se ve clara en los apellidos de los tabarquinos: Buzo, Capriata, Chacopino (Jacopino), Colomba, Russo.
Así, a finales del S.XVIII se construyeron las primeras casas y edificaciones militares de la mano del ingeniero militar Méndez de Ras. Se amuralló la ciudad, se construyó la casa del Gobernador, una iglesia, lavaderos, cisternas…
Pero a principios de S.XIX, la nueva situación política española hizo que la isla fuese dejándose.
No se llegó a realizar un despliegue militar tan grande, las tierras no eran fértiles, el agua era escasa, el mantenimiento caro y poco a poco fue reduciéndose el destacamento militar con lo que la isla fue perdiendo importancia.
La pesca, a principios del S.XX, con las almadrabas subió un poco la población que ha ido descendiendo hasta la actualidad donde en invierno no viven más de 60 personas.
ESTE ARTICULO  Y SUS FOTOGRAFIAS SON SOLO A TITULO INFORMATIVO Y TIENEN LA OBLIGACION DE CONSULTARLO COMENTARLO Y VERLO EN SU WEB ORIGINAL.