Así era la actividad anual de una familia agrícola tradicional del Camp d'Elx

           Museo Escolar de Pusol ha recogido, durante décadas, testimonios de la vida tradicional aportados por los mayores que acumulan no solo experiencia sino la memoria centenaria de la gente apegada a la tierra.
Pasado el verano es hora de comenzar una nueva temporada agrícola. Cada uno de los miembros de la familia tendrá su cometido y desarrollará varias labores a lo largo del año. El Museo Escolar de Pusol ha recogido, durante décadas, testimonios de la vida tradicional aportados por los mayores que acumulan no solo experiencia sino la memoria centenaria de la gente apegada a la tierra. Con todo ello, presentamos un pequeño esquema de las labores agrícolas a lo largo del año. 

OTOÑO - En septiembre el cabeza de familia dispone que hay que mezclar estiércol con los barbechos, y labrarlos, así como arreglar los márgenes para sembrar las tierras que hay disponibles; los hijos se distribuyen la faena aunque vayan en equipo; una vez terminadas estas labores, se procede a la siembra, si es secano; si es regadío se tarda un poco más en sembrar, hacia el 15 de Noviembre. Una vez terminada la siembra, se continúa las labores de labrado de la tierra que se dejará en barbecho para sembrarla el año que viene, dejando descansar la tierra de forma periódica.

INVIERNO - Hacia febrero había ya que 'escardar', es decir, quitar las malas hierbas, dado que no existían los herbicidas. Con la feseta se 'escurría' la culá, planta muy parecida al trigo y la avena por lo que era difícil de separar. Para hacerlo, se eliminaba la simiente 'escurriendo' la mata con la feseta, para que el grano malo no se mezclara con el bueno. 

PRIMAVERA/VERANO - Hacia mayo ya se empieza a regar la cebada y al terminar se pasa al trigo. En julio, con el grano ya maduro, vendrá la siega e inmediatamente después, la trilla, más tarde habrá que labrar las tierras.

SEPTIEMBRE- Finaliza el año agrícola y por San Miguel, vencen los arrendamientos. Cuando viene la luna de Agosto no se deben labrar las tierras, en esas fechas dicen que es un veneno. Tampoco se debe labrar cuando en invierno o verano, llueve poco, es decir, la penetración es de 2 o 3 cm, ya que debajo queda tierra seca, revolverla y mezclarla no conviene, por lo que hay que esperar a que se seque. 

A estas labores básicas, propias de un terreno de secano como es nuestro entorno rural, se la añaden otras más específicas que dependen de la situación y recursos de cada familia. Si tienen almendros, por ejemplo, recogerán la almendra a finales del verano, mientras que si lo que hay que recolectar son aceitunas no se hará hasta bien entrado el invierno. La palmera, como venimos viendo, tiene su propio calendario de trabajos a lo largo de todo el año, pero es en otoño cuando se recogen los dátiles, como se hace también con la granada. Desde muy antiguo la gente de los saladares segaba el junco de aquellas parcelas que habían arrendado en pública subasta, para venderlo a la industria crevillentina de esterillas y sombreros. 

La familia agrícola, en conclusión, se rige tradicionalmente por un calendario de trabajo dependiente de las estaciones, que es flexible a los fenómenos naturales como sequías o lluvias abundantes, y que se marca por las fases de la luna. Según uno de los testimonios citados: "El laboreo de la tierra es un problema que no puede resolverse debido al cultivo intensivo y a las máquinas que en un espacio corto de tiempo hacen la faena, y ya ningún labrador de hoy tiene tiempo de mirar fechas, ni lunas, es decir, ya no se valora las experiencias ni aquellos pensamientos que decían: "las rejas de San Juan, muchos las saben y pocos las dan" o "en enero, no dejes de regar tu sementero, por agua del cielo" o "en la luna de agosto no toques la tierra", o "la lluvias de San Juan, quitan vino y no dan pan". Todo esto sólo se conserva en la memoria de unos pocos..."

Elchediario.com | 20 de septiembre de 2015
Origen del artículo: http://www.elchediario.com/display.aspx?id=18696
Testimonio de: Cosas de Elche contadas por el Museo Pusol
ESTE ARTICULO  Y SUS FOTOGRAFIAS SON SOLO A TITULO INFORMATIVO Y TIENEN LA OBLIGACION DE CONSULTARLO COMENTARLO EN SU WEB ORIGINAL.