"Alicante, la casa de la primavera. - Wenceslao Fernández Flórez"

Breaking News

Mucho más que un sanatorio republicano

El edificio protegido junto al hospital cuya rehabilitación le exige el Ayuntamiento de Dénia a Marina Salud existía ya antes de la Guerra Civil como sede de un innovador centro naturista de las provincias de Valencia y Alicante
A sólo unos metros de la puerta de Urgencias el hospital comarcal, y amenazado de ruina, se levanta un pequeño edificio. Un inmueble sin grandes alardes arquitectónicos que, según recuerdan los vecinos de La Xara, fue un sanatorio del bando republicano durante la Guerra Civil. Pero es a partir de 2006, cuando se puso en marcha el plan urbanístico para la construcción del hospital en esta partida de Beniadlà, cuando el llamado sanatorio republicano de Beniadlà comenzó a librar la más dura de sus batallas: la de la supervivencia.
El antiguo sanatorio republicano junto al actual hospital de Dénia.

Pese a que el plan urbanístico advertía de la necesidad de conservar el inmueble, protegido por el catálogo municipal de bienes a preservar, la UTE Marina Salud, concesionaria de la sanidad en la comarca y encargada de la construcción del hospital, nunca se tomó en serio esa advertencia. De hecho, no hizo nada al respecto. El hospital abrió sus puertas en 2009 y cinco años después ahí sigue el viejo sanatorio luchando por mantenerse en pie.

La semana pasada, el pleno del Ayuntamiento de Dénia aprobó instar a Marina Salud a cumplir con lo previsto en el plan urbanístico y rehabilitar el inmueble. Un edificio que, dado el papel que ejerció en el pasado, podría encajar perfectamente integrado en el proyecto sanitario.

Ahora bien, el viejo sanatorio republicano de Beniadlà es mucho más que un hospital de la Guerra Civil para el socorro de heridos del bando republicano. Aunque así permanezca en la memoria colectiva de los más mayores del lugar, en realidad el edificio existía ya bastante antes de la contienda que arrancó en 1936. Y tiene una historia anterior igual o más apasionante incluso.
De hecho, no existe constancia documental de que efectivamente el edificio jugara el papel de sanatorio en la Guerra Civil, aunque es muy probable que la memoria colectiva no erre en este caso. De hecho, en aquellos tres años de contienda, un buen número de inmuebles de la partida de Beniadlà fueron reconvertidos para servir a diferentes fines del bando republicano.
Lo que sí que está documentado es que, antes, era ya un sanatorio. Un centro, eso sí, bastante peculiar y muy innovador para la época. Allí tenía su sede el Sanatorio-Escuela Naturista de Dénia, que durante las primeras décadas del siglo XX editaba una publicación: “Helios. Revista vegetariano-naturista”.
El centro editaba en las primeras décadas del siglo XX la revista Helios, que difundía la actividad de las sociedades vegetariano-naturistas de Valencia y Alicante
Así está acreditado en el Arxiu Municipal de Dénia, que guarda una copia de un ejemplar del número 118 de la revista, del año 1926. Fundada y dirigida por Juan García Giner, la publicación tenía al sanatorio de Beniadlà como sede de dirección y administración, aunque se imprimía en Valencia, en los talleres tipográficos “La Gutemberg”.

La portada de la publicación es toda una carta de presentación en toda regla en la que el centro se da a conocer como el “órgano de las sociedades vegetariano-naturistas de Valencia y Alicante, del sanatorio-escuela naturista de Dénia, del Grupo Krisol, de León, y de la Confederación Nacional Naturista Española”.

En uno de los artículos que incorpora la publicación se comunica la dimisión de sus cargos del director del sanatorio, Enrique Jaramillo, y del de la revista, Juan García Giner tras el “leal ejercicio que estos señores prestaron al sanatorio”, del que fue “prueba patentísima la despedida que dieron los enfermos a estos fieles funcionarios al abandonar aquella casa donde tan cariñosamente prestaron sus servicios”.

Otro de los textos relata una excursión realizada por los huéspedes del sanatorio al Montgó. “Entre los montaraces excursionistas descollaron por su incansable voluntad el esforzado Sr. Gutiérrez, las simpáticas y encantadoras Irenita Sánchez y Paquita Taberner, Sres. C. Barrio, J. Sancho, Ruiz Sánchez y los camaradas Rafael Moruno y Julián Díaz, nuestro experto guía Tío Pepe y el humilde cronista”, afirmaba el artículo.

BENIADLÀ, EN LA RETAGUARDIA REPUBLICANA DE LA GUERRA

No resultaría nada extraño que, efectivamente, el viejo sanatorio que a duras penas pervive junto al actual hospital sirviera, durante la Guerra Civil, para auxiliar a los heridos del bando republicano. La partida de Beniadlà, no en vano, jugó un importante papel en la retaguardia republicana durante la contienda.
Numerosas casas de la burguesía allí ubicadas fueron incautadas en la guerra para atender a heridos y desamparados, o para otros fines útiles al bando republicano.

ESTE ARTICULO ES SOLO INFORMATIVO TIENEN QUE CONSULTARLO Y VERLO EN SU WEB ORIGINAL.
© RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS DEL AUTOR

SUSCRÍBETE Y RECIBE EN EXCLUSIVA EN TU CORREO ARTICULOS COMO ESTE

SI LE HA GUSTADO EL ARTICULO PUEDE DIRIGIRSE A LA WEB DEL AUTOR Y SEGUIR LEYENDO MAS ARTICULOS INTERESANTES Y CON VARIADOS TEMAS SOBRE ALICANTE Y PROVINCIA. - Alicante en la Mochila - ¿Vulnera este post tus derechos? Envíanos una notificación o comentario de una presunta infracción de derechos. También puedes hacerlo a través de nuestro formulario de contacto. (borraremos el enlace en el acto)

0 comentarios:

Publicar un comentario

 


Hola, Bienvenid@!

Siguenos tambien en las redes sociales.



¡Suscríbete a nuestro blog!

Recibe en tu correo las últimas Publicaciones.

Sólo ingresa tu correo para suscribirte.