"Alicante, la casa de la primavera. - Wenceslao Fernández Flórez"

Breaking News

La Explanada de España.

¿Qué podemos decir de la Explanada?
La verdad es que poco rebundante. Ya hablamos un poco de su historia, al igual que hablamos de su anterior nombre como el "Paseo de los Martires".
Sin embargo, nunca nos hemos parado a verla... a disfrutarla... a contemplarla...
Una visión tranquila y serena de la Explanada puede darnos a conocer detalles de ella que no conocíamos.

Veamos un poco de ellos:

La Explanada fotografiada desde la Casa Alberola. Primera década del siglo XX.

Postal de primeros del siglo XX. Aunque en ella se denomina el paraje "La Explanada", no lo es, pues se trata de la pescadería. Al fondo, sí destacan las palmeras de la Explanada. Observese en primer plano una de las impopulares casetas de consumo

Detalle del primer templete de la música existente en la Explanada, construido en 1894 y que en 1911 fue trasladado a la Plaza de Benalua.

Principio de la Explanada, próximo a lo que será el Parque de Canalejas. Hasta allí legan las mercancías del puerto. Las aceras, solo iniciadas, sirven de aparcamiento a un carro.

El Monumento a los Mártires de la Libertad situado dentro de la Explanada, frente a la Calle del Triunfo (hoy Alberola Romero). A la izquierda puede verse el antiguo Mercado Central. La Explanada, desde aquí, continuaba con sólo dos hileras de palmeras.

Detalle de El Paseo de los Martires en la primera década del siglo XX. Farolas de gas y arcos de hierro que más tarde tendrían bombillas. A la izquierda, el Club de Regatas.

Ha desaparecido el Mercado Central. La Explanada se prolonga. Se ha construido enfrente una estación de clasificación y depósito de los ferrocarriles del Puerto. La amplitud de la nueva plaza aconsejó trasladar a ella y remodelar el Monumento a los Mártires. Postal de los años 20.

El Café del Comercio, llamado después Café Central y Aitana, en el ángulo entre la Explanaday la Calle Bilbao. En el primer piso y terraza estuvo instalado, en los años de la Dictadura, el Ateneo.

La Explanada en los años 40. Se han repuesto las farolas y palmeras, tras los destrozos ocasionados por los bombardeos de la Guerra Civil. Fotografía editada por Gutemberg.

Paseo de los Martires en una postal de los años 30. Todavía no se ha pavimentado la calzada, pero sí el anden central del paseo.

Detalle del nuevo auditorio, construido en los años sesenta.

Un domingo de los años 50. 

Nuevos modelos de coches. Ya ha sido abierta la Rambla hasta la Explanada, y el Hotel Carlton está en construcción.

El pavimento de la Explanada de España, antiguo Paseo de los Mártires, fue pensado y bocetado “al azar” y en su mente por el acalde don Agatángelo Soler Llorca, y plasmado en un buen papel por el arquitecto don Francisco Muñoz. Si es cierto que don Miguel López, arquitecto titular en la corporación municipal, fue el que firmó y colaboró en el proyecto, a requerimiento y orden del alcalde don Agatángelo Soler Llorca, que para eso era su “jefe”. El estimado y querido don Francisco Muñoz era bastante amigo de don Agatángelo Soler Llorca, y tanto es así que sus dos chalets construidos en La Albufereta, en la ladera frontal de la Serra-Grosa, y diseñados por don Francisco, estaban pegados pared con pared.

Don Francisco Muñoz y don Agatángelo Soler viajaron juntos un buen día a Portugal, y más en concreto a Lisboa, allá por el año 1956-57, buscando ideas al respecto de la Explanada. Y fue precisamente en la ciudad de Lisboa, donde se gestó la idea del pavimento de la que sería la futura “Explanada de España” en la ciudad de Alicante. Paseando por ésta ciudad, irían de visita por los alrededores de la Torre de Belem, y por la Plaza del Rossio, con pavimentos, en ambos dos lugares, diseñados con las figuradas olas del mar Mediterráneo o, mejor dicho, las del Atlántico, plasmadas en mármol de dos colores, a saber: los blancos y los grises. Y, tal vez, se dijeron entre ellos: “Algo así necesita el suelo de la futura Explanada de Alicante”. Volvieron del viaje a Alicante, e ilusionados se pusieron “manos a la obra”. Y, pensaron y tal vez se dirían entre sí: “¿De quin marmol disposem?... Doncs del d'aquí al costat… del de Novelda”. Y con la ayuda de un antiguo boceto griego, de esos de enciclopedia ilustrada, que también plasmaba las olas del mar, dibujadas en los colores blanco, rojo y negro, comenzaron a diseñar el pavimento de la Explanada de España con el estupendo y disponible mármol de las canteras y piedras dimensionadas de Novelda. Porqué para qué ir más lejos con todos los tesoros, más terrenales que espirituales, de los que disponemos en nuestra maravillosa provincia de Alicante.

Se aprobó el proyecto en el Excelentismo Ayuntamiento de Alicante, y el arquitecto don Miguel López lo firmó. Y ¿cómo no lo iba a hacer, si de eso podía depender el futuro inmediato de su puesto de trabajo? Se acercaba el año 1959, y el pavimento ya estaba casi listo y conformado por multitud teselas que los obreros iban poniendo día tras día: una tesela tras otra.

Como pueden ver en la foto de arriba, don Miguel Moscardó, gobernador civil de Alicante (con gafas negras) no colocó la última piedra como dice la “Redacción del periódico Información”, ya que aún faltaban unas cuantas por poner. Fue tan sólo una visita informal a las obras. Y al señor, con muy poco pelo en la cabeza, que pueden ver al lado del gobernador, vistiendo una gabardina blanca de época, con su peculiar pajarita a juego, era el alcalde don Agatángelo Soler Llorca.


D. Agatángelo Soler siempre era fotografiado o entrevistado en la Explanada. ¿Por queeeeeeeee, seraaaaaaa?

Y fíjense, que “poner… poner”, ni uno ni el otro, con las manos en sus bolsillos, hizo amago de colocar ni una sola tesela, que para eso siempre están los que, en ésta foto, se ven “agachados y currelando”. Sí, estos SEÑORES OBREROS, con mayúscula, que, quizá, nunca estarán en un panteón de personajes ilustres en el cementerio de Alicante cuando la parca se los lleve a Itaca, la patria de Odiseo.

Veamos:

-El pavimento de la Plaza del Rossio de Lisboa, en Portugal, fue realizado a mediados del siglo XIX.

-El diseñador plástico Robert Burle Marx, que nace en Sao Paulo (Brasil) el 4 de agosto de 1909 y muere en Río de Janeiro en 1994, completó el Paseo de Copacabana, y su pavimento de olas (paralelas a las del mar) en el año 1970 (en el curso de la segunda mitad del siglo XX).

-El pavimento de las olas del paseo de la Explanada de España (perpendiculares a las de mar) se acaba de construir en el año 1959 utilizando los colores rojo, blanco y negro, porque eran los colores del mármol del que se disponía en Novelda.

En resumen:

-Que primero se construyó el pavimento de la Plaza del Rossio en Portugal; después el de la Explanada de España en Alicante ciudad; y más tarde el del paseo de Copacabana, en Brasil.

Nunca vieron don Agatángelo Soler Llorca ni don Paco Muñoz, en aquella época, el paseo de Copacabana, y por tanto no lo copiaron y tampoco se inspiraron en él para llevar a cabo la construcción del pavimento de la Explanada de España. En todo caso, habría que preguntarle, si se pudiera, al diseñador plástico Robert Burle Marx, dónde se inspiró para hacer su paseo en Brasil.

 A partir de los años 40, desaparecieron las marquesinas de los cafés, quedando únicamente la del Real Casino tras su última reforma.

"Alicante es una ciudad que parecía ofrecer su cuerpo al descuido, tendido hacia el interior, en la sombra, presentando su rostro al sol, apoyado en sus dos brazos, mirando al mar. El paseo de palmeras es su rostro y constituye al visitante su goce y tranquilidad; estar en Alicante es estar en la Explanada. Alicante vivía para ser la Explanada, para estar sentado allí"
Juan Gil Albert

«El entusiasta patriota don Salvador Barberá, continuando la costumbre de otros liberales desde 1845 de honrar la memoria de los mártires, arrojó en la glorieta que daba frente a la calle de Bilbao, en el entonces recién construido Paseo de Olalde, varios ramos de flores y algunas coronas, fijando en medio un listón de madera con una tablilla al final de la que aparecía escrito: "Paseo de los Mártires de la Libertad"
Francisco Montero Pérez, 

La Explanada de España, antiguo glacis defensivo de la ciudad y protegida por el baluarte de San Carlos, desarrolló su importancia actual en el siglo XIX.

Cafés, fondas, hoteles y establecimientos para armadores de buques, animaron la vida de este lugar.
No obstante, en ella ocurrieron momentos muy desagradables, que os relataremos a continuación.

Lo que antaño fue el Malecón de Alicante, y de acuerdo con los planos del arquitecto municipal José Guardiola Picó, se realizó una explanada, con algunos jardines, gracias a la iniciativa del gobernador civil, Perfecto Manuel de Olalde, y del alcalde constitucional Juan Bonanza Roca. Su nombre primitivo fue ese, "Paseo de Olalde", en honor a dicho gobernador.

Era el año 1830, y las autoridades por fin quisieron poner un poquito de orden en Alicante. Hubo un poco de casualidad, ya que se encontraron que al nivelar los terrenos del muelle de carga, quedaba un espacio junto al puerto que no iba a ser utilizado. Por ello, decidieron dejar ese espacio como simple paseo.

El primer templete de la Explanada


Saltamos luego al año de gracia de 1868. Tras la septembrina, la Junta Revolucionaria de Alicante, bajo la presidencia de Tomás España acordó «poner al indicado sitio el nombre de "Paseo de los Mártires de la Libertad", sancionando así legalmente la denominación que le puso el precitado patriota Salvador Barberá».

Como se recordará, en 1844, en el Malecón, fueron fusilados veinticuatro de los más activos participantes de la rebelión progresista, entre ellos el ya casi mítico coronel de carabineros, Pantaleón Boné.

De forma que los terrenos escabrosos e irregulares comprendidos entre la actual plaza del Mar hasta el antiguo fuerte de San Carlos, a la altura de la plaza de Gabriel Miró, se han rotulado sucesivamente Malecón, Paseo de Olalde, Paseo de los Mártires y finalmente Explanada de España.


Un espacio con mucho de escaparate y más actividad mercantil y de historia de nuestra ciudad. Agatángelo Soler, siendo alcalde, llevó a cabo la pavimentación de mármol de distintos colores de la Explanada, en los años 1958 y 1959. Pavimento, deteriorado después de siete lustros, que otro alcalde, Ángel Luna, restauró.


Las cuatro filas de palmeras de las que se compone la Explanada han constituido un verdadero problema para su conservación desde sus orígenes. Las grandes y robustas raíces curvaban en forma de auténticos badenes el pavimento tricolor y, si se les dejaba algo más de tiempo, lo acaban quebrando ineludiblemente. Esto llegó a crear un absurdo debate de si se debería probar otro tipo de decoración vegetal, para eludir el trastorno que ejercían las palmeras. Creo que aún hoy hay gente que se sigue riendo de la descabellada propuesta…


¿El más importante paseo alicantino sin palmeras?

Ni en broma. Como quitarlas no era una opción, cada cierto número de años se debía levantar las teselas estropeadas, recortar y pavimentar de nuevo. No había más remedio. Nuestro gran paseo requería lavadas de cara para seguir luciendo con esplendor.


La Explanada mide alrededor de medio kilómetro de longitud, que parece alargarse medio más a través del Parque de Canalejas. El verdadero punto fuerte de este paseo no son sus palmeras, ni su cercanía al puerto, ni sus vistas, ni los peculiares edificios que la acompañan, ni terrazas…
No. Lo que verdaderamente hace especial este paseo, es su suelo.Un maravilloso mosaico de alrededor de 6 millones y medio de teselas cuadradas de una medida aproximada de 4 x 4 centímetros y de tres colores: Rojo Alicante (grana apagado, manchado en suaves blancos). Crema marfil y Negro Marquina (negro azulado). Este mosaico imita las olas del Mar Mediterráneo, tan unido a Alicante en absolutamente todo.


Sus vistas son impresionantes, únicas y espectaculares: al norte el Castillo Santa Bárbara, al este el Puerto Deportivo y el Puerto Mercante de Alicante, al sur el Parque Canalejas (un paseo en donde apenas entra el sol, gracias a los enormes ficus centenarios) y al oeste laCasa Carbonell (motivo de adoración por sus cúpulas apuntando al cielo).

Una curiosidad. Tal fue y es la fama de este paseo que aparece en una de las estrofas del Himno de Alicante: "És la millor terra del món, així un poeta 'eu' va dir. 'En' el passeig del Malecó no haurà qui puga competir"

El Monumento a los Mártires de la Libertad, hoy totalmente desaparecido.

La verdad es que los alicantinos no concebimos la ciudad sin ella; sin sus puestos, sus sillas, y su mosaico que enamora. Es necesaria, al mismo tiempo que original, genuina, espectacular, admirable, vistosa, brillante y sencilla. 

Ni más ni menos que como somos nosotros.

Publicado por Juan José

PARA VER EL REPORTAJE COMPLETO DIRÍJASE A LA PAGINA DEL AUTOR

ORIGEN DEL ARTICULO 2: http://www.alicantevivo.org/search?q=la+explanada+de+espa%C3%B1a&x=0&y=0
ORIGEN DEL ARTICULO 1:http://www.alicantevivo.org/2007/06/alicante-en-el-recuerdo-la-explanada-de.html
ESTE ARTICULO Y SUS FOTOGRAFIAS TIENEN DERECHOS DE AUTOR ,  SON SOLO  PARA  SU DIFUSION SIN ANIMO DE LUCRO Y A TITULO INFORMATIVO, PARA VER EL ARTICULO COMPLETO TIENEN EL DERECHO Y LA OBLIGACION DE CONSULTARLO Y COMENTARLO EN SU WEB ORIGINAL.
Los sitios y publicaciones a los que se enlaza desde esta página son solo propiedad de sus respectivos autores.
Los contenidos de los post publicados en Alicante en la Mochila© son de responsabilidad exclusiva de sus respectivos autores.

SUSCRÍBETE Y RECIBE EN EXCLUSIVA EN TU CORREO ARTICULOS COMO ESTE

SI LE HA GUSTADO EL ARTICULO PUEDE DIRIGIRSE A LA WEB DEL AUTOR Y SEGUIR LEYENDO MAS ARTICULOS INTERESANTES Y CON VARIADOS TEMAS SOBRE ALICANTE Y PROVINCIA. - Alicante en la Mochila - ¿Vulnera este post tus derechos? Envíanos una notificación o comentario de una presunta infracción de derechos. También puedes hacerlo a través de nuestro formulario de contacto. (borraremos el enlace en el acto)

1 comentario:

  1. Si te ha gustado el artículo no olvides dejar algún comentario.,,,
    GRACIAS

    ResponderEliminar

 


Hola, Bienvenid@!

Siguenos tambien en las redes sociales.



¡Suscríbete a nuestro blog!

Recibe en tu correo las últimas Publicaciones.

Sólo ingresa tu correo para suscribirte.