"Alicante, la casa de la primavera. - Wenceslao Fernández Flórez"

Patíbulos en Alicante

La pena de muerte estuvo implantada en España hasta bien entrado el s. XX y en Alicante se puso en práctica en diferentes momentos a lo largo de su historia. Desde la hoguera -ejecutada en la vecina Murcia-, la horca y el garrote fueron las técnicas utilizadas para dar muerte a los reos en la terreta, en diferentes espacios según la ciudad iba creciendo. Benjamín Llorens hace un repaso de la evolución de la pena capital en Alicante.

Hasta la primera mitad del siglo XIX la pena de muerte en España se ejecutaba mediante el fuego si el delito era contra la religión y mediante la horca si el reo era condenado por delitos comunes. La jurisdicción militar hacía "rancho aparte", aquí primaba el fusilamiento.
A los herejes condenados a morir en la hoguera se les ajusticiaba en el Quemadero, previa condena por el correspondiente tribunal de la Inquisición, de tal manera que sólo se ejecutaban estas penas en aquellas capitales donde existía tribunal del Santo Oficio. Alicante no disponía de tribunal inquisitorial, sólo de una Comisaría que derivaba los reos a la vecina Murcia donde eran juzgados y, en su caso, ejecutados en la pira del Quemadero.

Ejecución pública en un Quemadero de la Inquisición (Biblioteca Nacional de España)

En los años que van desde 1770 hasta 1834, fecha de la abolición definitiva del Santo Oficio, el tribunal de Murcia únicamente registra un caso relativo a un vecino de nuestras comarcas alicantinas, Juan Ripoll más conocido como "el tío Chuanet el de Elch", condenado por agorero y nigromántico. Pasó algunos meses en los calabozos de la ciudad del Segura y luego lo devolvieron a su casa. Afortunadamente para él no acabó en el Quemadero. 

Por lo que respecta a la horca, las ejecuciones se llevaban a cabo en las grandes poblaciones y en pueblos de menor entidad cuyos señores jurisdiccionales gozaban del "Real Privilegio del uso de horca y cuchillo" (la horca para el vulgo, el acero para la nobleza).
En el partido judicial de Alicante únicamente el señor de Villafranqueza tenía el privilegio de levantar horca. Eso sí, con la condición de que una vez cumplida la sentencia fuera derribada y se trasladase el cadáver del ajusticiado a Alicante para ser expuesto en las horcas de la capital durante el tiempo fijado por las leyes. 

Durante una época las horcas funcionaron a buen ritmo en la terreta. Hasta principios del siglo XVIII la ciudad terminaba en las murallas del barranco de Canicia, o lo que es lo mismo en la actual Rambla de Méndez Núñez. Poco más allá y cercano entonces a la orilla del mar, se extendía un llano que fué el lugar elegido para "levantar horca", ajusticiar a los reos y dejar los cadáveres expuestos para "escarnio y ejemplo". Ese lugar se llamó plaza de la Horcas y hoy lo conocemos como Portal de Elche. Hasta la segunda década del siglo XIX fue el sitio donde se llevaron a cabo todas las ejecuciones.

La antigua plaza de las Horcas a finales del XIX (Manuel Cantos) y en la actualidad (Hoja del lunes)


Con la invasión francesa y la guerra de la independencia hubo varios intentos de eliminar la horca como pago de la pena capital. El primero en 1809 a cargo del monarca impuesto por Napoleón, su hermano José Bonaparte, José I o -popularmente- Pepe Botella. Más tarde, en 1812, las liberales Cortes de Cádiz decretaron la abolición de la horca "...queriendo que el suplicio de los delincuentes no ofrezca un espectáculo demasiado repugnante a la humanidad y al carácter generoso de la nación española, las Cortes generales y extraordinarias decretan: Que desde ahora queda abolida la pena de horca, sustituyéndose por la de garrote para los reos que sean condenados a muerte. Dado en Cádiz a 24 de enero de 1812".
Esto también quedó en agua de borrajas, pues cuando Fernando VII volvió de su forzado exilio francés para ocupar el trono, decretó la suspensión de todo lo legislado en España durante su ausencia. Corría mayo de 1814.
Quedó pues restablecida la pena de muerte por horca en todas las Españas, también en las colonias americanas.

Ahorcamiento del general Riego en la plaza de la Cebada. Madrid 1823.

Para entonces Alicante había crecido, se habían ganado terrenos al mar. La plaza de las Horcas ya no estaba tan cerca de la orilla (por enmedio había surgido la futura Explanada) y el arrabal de San Francisco se había integrado en la ciudad. Las autoridades decidieron trasladar el lugar de las ejecuciones -que continuaban siendo públicas- a un sitio menos céntrico, a la zona entonces denominada el Rihuet donde se levantó horca entre 1814 y 1832. Estamos hablando del actual Paseo Gadea. 

A la izda. con trazo marrón el Rihuet. El rombo que formaba el Baluarte de San Carlos es ocupado hoy por la plaza Canalejas y el inicio del parque.
Perspectiva del paseo Gadea en los años 30 (AMA).

Con motivo del primer cumpleaños celebrado en España por la cuarta esposa de Fernando VII (la reina Maria Cristina, madre de Isabel II), el rey promulgó un decretó en el que para celebrar tan fausto acontecimiento familiar decía:
"...he querido señalar la grata memoria del feliz cumpleaños de la Reina mi muy amada esposa, y vengo en abolir para siempre en todos mis dominios la pena de muerte de horca, mandando que en adelante se ejecute en garrote ordinario la que se imponga a personas del estado llano; en garrote vil, la que castigue los delitos infamantes, sin distinción de clase y que subsista, según las leyes vigentes, el garrote noble para los que correspondan a los hijosdalgos".
Era el 28 de abril de 1832. En Alicante las ejecuciones a garrote continuaron llevándose a cabo en el Rihuet, sustituyendo un patíbulo por otro, levantando cuatro en los siguientes 25 años. En 1856 hubo una triple ejecución, fueron agarrotados tres hombres condenados por haber dado muerte a un conocido usurero y prestamista de la terreta.

Ejecución mediante garrote vil en la España del XIX (BNE).

Con el derribo de las murallas autorizado por Isabel II en 1858, el Rihuet se urbanizó en los años posteriores pasando a llamarse avenida de Luchana y luego avenida o paseo del doctor Gadea.
Las ejecuciones volvieron a cambiar de sitio aunque no se fueron muy lejos. El patíbulo se trasladó a los terrenos que hoy ocupa el romántico parque de Canalejas y que también habían sido ganados al mar. Allí, por donde luego han paseado tantas generaciones de alicantinos, se ejecutó en 1874 ante numeroso público a José Soler Berbegal, vecino de Elche y condenado por parricidio. Fué la última ejecución en plaza pública de la ciudad de Alicante.

La explanación de la actual zona Canalejas, lugar de la última ejecución pública en Alicante. Imagen de 1870 (AMA).

En 1891 las faldas del Castillo de Santa Bárbara fueron testigos del fusilamiento del carabinero Manuel Rey, condenado por dar muerte a un compañero. No había público, únicamente las personas necesarias para llevar a efecto el macabro ajusticiamiento.
Una disposición gubernativa de 1897 ordenó que las ejecuciones de la pena capital pasaran a efectuarse en los patios de las cárceles. Se acabó así con el espectáculo en la calle.
La siguiente ejecución en Alicante se llevó a efecto, ya sin público, el 23 de febrero de 1922 en el patio de la cárcel de Benalúa (actuales Juzgados). El verdugo tuvo que venir de Sevilla pues para entonces en Alicante no había. Dió garrote vil a José Moreno Moreno, un gitano apodado "Pelo lobo" y condenado a la pena capital por la muerte de un cabo de la guardia civil.
En los últimos 300 años de historia alicantina el patíbulo cara al público (siempre numeroso) fue pasando de la plaza de las Horcas al Rihuet y a la explanación de Canalejas, lugares hoy muy concurridos en la vida de la ciudad, afortunadamente por motivos bien distintos.


Imágenes y Fuentes:
  • *Biblioteca Virtual de la Prensa Histórica
  • *El Luchador
  • *Diario de Alicante
  • *Biblioteca Nacional de España
  • *Archivo Municipal de Alicante
  • *Madridafondo.com
SI TUVIERA CONOCIMIENTO DE QUE SE INCUMPLEN LOS DERECHOS DE AUTOR, POR FAVOR NOS LO COMUNICAN EN LOS COMENTARIOS O EN EL EMAIL: gyc.publicaciones@gmail.com
ORIGEN DEL ARTICULO: 
http://www.hojadellunes.com/index.php/reportajes/reportajes-2/642-patibulos-en-alicante
FOTOGRAFÍAS: Las publicadas propias de la web de la publicación de origen.
ESTE ARTICULO Y SUS FOTOGRAFÍAS TIENEN DERECHOS DE AUTOR ,  SON SOLO  PARA  SU DIFUSIÓN SIN ANIMO DE LUCRO Y A TITULO INFORMATIVO, PARA VER EL ARTICULO COMPLETO TIENEN EL DERECHO Y LA OBLIGACIÓN DE CONSULTARLO Y COMENTARLO EN SU WEB ORIGINAL.
Los sitios y publicaciones a los que se enlaza desde esta página son solo propiedad de sus respectivos autores.
Los contenidos de los post publicados en Alicante en la Mochila© son de responsabilidad exclusiva de sus respectivos autores.
Más

1 comentario:

Los mensajes son moderados y serán revisados antes de publicarse.

Este no es un foro de adolescentes, no use letras en vez de palabras completas como "q" en vez de "que", ni escriba sus mensajes en mayúsculas, sea respetuoso con los demás y consigo mismo, si no está de acuerdo puede decirlo sin molestar y con educación.

Una cosa es que no le guste una crítica, otra que use un lenguaje inapropiado para demostrarlo. No estamos en la obligación de publicar ningún mensaje en específico ó de leerlo entero si usa palabras malsonantes u insultos.

P.D. Los comentarios ANÓNIMOS se borraran y no serán publicados.

¡NO TE PIERDAS NINGUNA PUBLICACION!

Suscríbete a Alicante en la Mochila y recibe todas las publicaciones en tu Email.
Share to Facebook Share to Twitter Email This Pin This Share on Google Plus Más...
 

Página sin animo de lucro para promover el interés general cívico, educativo, científico, cultural, deportivo y sanitario. De promoción de los valores constitucionales. De promoción de los derechos humanos. De asistencia social, y cooperación para el desarrollo. De promoción y dignidad de la mujer. De protección de la familia. De protección de la infancia. De fomento de la igualdad de oportunidades y de la tolerancia en la unión de los pueblos. De defensa del medio ambiente y protección animal. De fomento de la economía social y la investigación. De promoción del voluntariado social y de nuestro mayores. De defensa de consumidores y usuarios. De promoción y atención a las personas en riesgo de exclusión por razones físicas, sociales, económicas o culturales, y cualesquiera otros de similar naturaleza. En el caso de mi Blog, por ejemplo, quiero proporcionar a la gente aquello que conozco y he vivido y que puede ayudarles a caminar con total libertad en nuestra tierra y con el ánimo de contribuir en sus vidas para la mejora de las mismas en conjunto.. -Alicante en la Mochila- .



Hola, Bienvenid@!

Siguenos tambien en las redes sociales.



¡Suscríbete a nuestro blog!

Recibe en tu correo las últimas Publicaciones.

Sólo ingresa tu correo para suscribirte.